ERPNEXUS ® - Preguntas Frecuentes

Un Software de gestión integrada compuesto de diferentes módulos interconectados entre sí, que cubre, o debe cubrir, todos los procesos operativos de una empresa, integrando varias funciones de gestión en un único sistema..
Básicamente, un CRM es una herramienta para la administración de la relación con los clientes y de todas las tareas que tengan que ver con las ventas y al marketing, mientras que un ERP es una herramienta global, un software que permite administrar todos los procesos operativos de una empresa.
Por tanto, resumiendo mucho, podemos considerar el CRM, como una de "las partes" del ERP.
Siempre que estemos hablando de un ERP lo suficientemente flexible, se puede implantar en una empresa de cualquier tamaño. Si además de eso, la adquisición de un ERP no implica el pago de licencias, que pueden resultar prohibitivas en según que ocasiones, podemos afirmar que un ERP puede ser implantado en empresas a partir de 2 trabajadores.
Cuando se diseña una aplicación no sólo debemos tener en cuenta que dé cobertura a los procesos técnicos, operacionales, normativos, etc., de una compañía, sino que tenemos que pensar que lo van a utilizar personas, y de que éstas se encuentren a gusto trabajando con la aplicación, depende muchas veces el éxito de una implantación.
No todos los ERP están diseñados con esa premisa, por eso todos hemos escuchado opiniones negativas de personas que han tenido que adaptar su forma de trabajar a la herramienta informática que le han puesto delante, o que desde que tienen instalado el ERP, pierden horas haciendo lo que antes hacían en pocos minutos.
Para poder decir que un ERP está centrado en el usuario, deberá de ser parametrizable para que cada persona dentro de la empresa pueda realizar las tareas que precise sin tener que tener delante numerosas pantallas o campos que no utiliza y que simplemente le complican la vida. Deberá de estar pensado también para reducir esas pantallas y campos al mínimo, y que no tengamos que pasar por cuatro pantallas para una operación que podríamos hacer en una.
Es importante tener en cuenta también la usabilidad y la navegabilidad de una aplicación, que no tengamos que salir y volver a entrar para cambiar de proceso, que desde una pantalla podamos navegar por la aplicación, que la disposición de los campos sea lógica y el diseño de las pantallas intuitivo, etc.
Ni existe, ni puede existir, un ranking de "los mejores ERP del mundo". ¿Por qué? Porque cada empresa tiene unas necesidades diferentes relacionadas con los procesos de negocio que debe soportar la aplicación. Estas necesidades van a variar en función del sector, del número de usuarios, de los procedimientos operativos, de las exigencias de tus clientes, etc.…
El mejor ERP para tu empresa será el que se adapte mejor tus necesidades actuales y futuras.
Por otra parte, un mismo ERP pueden implantarlo varias empresas, y hacerlo de manera muy diferente; por eso a veces, tan importante como elegir la aplicación, es elegir la empresa que te lo va a implantar, que deberá demostrarte que tiene conocimientos de negocio, que entiende tus necesidades, que habla tu idioma, …
Depende de lo que entendamos por nube. Si el concepto de nube, es que la aplicación esté en un servidor externo, y que varias empresas se conecten, o la "alquilen" para operar con ella, adaptándose por tanto a las características de la propia aplicación, deberemos pensar en un perfil de usuario que necesite un software estándar y a quién no le importe adaptar sus procesos. A cambio accederá a esa herramienta por un precio más reducido.
Si por el contrario entendemos la nube como un servidor propio, en nuestras instalaciones, que alberga una aplicación propia, hecha a nuestra medida, la cual "abrimos" para que se pueda acceder a ella desde cualquier dispositivo, con unos controles de seguridad adecuados, etc., estaremos hablando de un ERP con todas funcionalidades y personalizaciones que sean precisas, pero con una cualidad que podemos bautizar como "movilidad", y que nos permite dar accesos en función de unos perfiles de usuario predefinidos, desde cualquier lugar y en cualquier momento.
Disponibilidad de información para la toma de decisiones.
Optimización de procesos, con ello de tiempos y con ello de costes.
Mayor dedicación de nuestro personal a procesos que aporten valor a lo compañía, disminuyendo los tiempos dedicados a labores que ahora puede realizar la aplicación informática.
Fiabilidad de cara a los clientes y proveedores, ya que reduzco errores.
Aumento en la competitividad derivado de todo lo anterior.
Mejora de la comunicación interna y de los tiempos de respuesta entre departamentos.
Nada!
Nuestra compañia te da la cuenta implementada y lista para su uso, tu solo optienes los beneficios del sistema
Cada empresa es un mundo, y tiene ciclos en los que la carga de trabajo es más alta o más baja.
Implantar un ERPNEXUS conlleva una fuerte carga de trabajo para algunos de los puestos clave de la compañía, por lo que es recomendable empezar cuando la actividad de la empresa permita esa dedicación. Pero del mismo modo, también es interesante hacer coincidir fases más avanzadas de la implantación con picos de trabajo para probar la aplicación a máximo rendimiento, contemplar casos excepcionales, ...
El resumen es claro, lo importante es poder adaptar el proceso de implantación a las necesidades de cada empresa.
Consiste en el traspaso de los datos de la antigua aplicación a al nueva, lo cual en un 99% de los casos es posible, pero no en todos es fácil y rápido.
Una decisión a tomar es: "¿Migro todos los datos o sólo algunos?"
La respuesta es siempre la misma: "Depende"
Los escandallos, la definición de artículos, los históricos de ventas, ... normalmente necesitaremos migrarlos, pero a veces, los momentos de cambio son una oportunidad perfecta para hacer limpieza de clientes antiguos, proveedores, colaboradores, ...Con lo que podemos "picar" a mano sólo aquellos que queramos conservar.